Informador Independiente.- La mitad del parque vehicular perdieron holograma cero durante el segundo semestre de 2016, tras la aplicación de la NOM-EM-167-SEMARNAT, informó la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), por lo que el número de vehículos que obtuvieron holograma cero disminuyó a la mitad (49%).

Desde la entrada en vigor entre julio y diciembre del año pasado, la verificación cuenta con parámetros más estrictos y mayor control en los verificentros, lo que hizo que el 1.9 millones de vehículos que un semestre antes obtuvieron el holograma 0, ahora portan hologramas 1 y 2.

Así, poco más de medio millón de los vehículos perdieron el holograma ya que según los verificentros son los que más emisiones generan, con hologramas 1 y 2, por tal motivo dejan de circular todos los días, esto representa el 20 por ciento del parque vehicular en la megalópolis.

La CAMe señaló que la Norma Oficial Mexicana de Emergencia 167 será prorrogada cambio alguno seis meses más, ya que se encuentra en el proceso de consulta que establece la Ley de Metrología.

Es importante recordar que esta disposición aplica a todos los vehículos automotores que utilizan gasolina, diésel, gas licuado de petróleo, gas natural u otros combustibles alternos, incluido el transporte público federal y local y que circula en las entidades federativas de la Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Con la NOM 167 se actualizaron los procedimientos de verificación vehicular a la tecnología mecatrónica, conocida como Sistema de Diagnóstico a Bordo (OBD, por sus siglas en inglés), incorporada desde hace 10 años por la industria automotriz en México, lo que permite una verificación más rápida, clara y confiable para que circulen diariamente los autos que menos contaminen.

La verificación vehicular a través del procedimiento de prueba OBD proporciona una imagen más completa de las emisiones de gases contaminantes de los vehículos automotores que las pruebas tradicionales dinámica o estática.

Al poner en práctica este sistema de verificación se establecieron límites más estrictos de emisiones, hasta 75 por ciento menor para el óxido de nitrógeno que contribuye a la formación de ozono en la atmósfera, en particular durante la temporada de calor.

“Al contar con mecanismos de verificación confiables, aseguramos que solo los vehículos que menos contaminan puedan circular diario, lo que reduce de manera significativa la principal fuente de emisiones que contribuye a la mala calidad del aire en la Megalópolis, y así protegemos la salud de las personas”, dijo Rafael Pacchiano Alamán, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por su parte, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), facultada para vigilar su cumplimiento en los verificentros, ha visitado las 391 instalaciones de verificación vehicular particular y de transporte público federal en operación en la Megalópolis y ha clausurado 434 líneas de medición en 144 de estos centros; asimismo, ha impuesto multas por 54.8 millones de pesos.

La NOM167 es una de las medidas de emergencia que el Gobierno de la República adoptó para disminuir las contingencias ambientales por concentración de ozono, ya que, de acuerdo con diversos estudios, los vehículos automotores contribuyen con el 85% del total de las emisiones de óxido de nitrógeno.

Lee más Nacionales