Informador Independiente.- Para quienes piensan que un partido del futbol americano en la CDMX no es buen negocio, les dejamos el estudio realizado por EY, en donde aseguran que dicho encuentro entre Oakland Raiders quienes recibieron a los Houston Texans ante 76 mil 473 aficionados en el Estadio Azteca, el pasado 21 de noviembre de 2016, en el primer Monday Night Football fuera de Estados Unidos.

Dejo una derrama económica de 43 millones de dólares, de los cuales 32 millones impactaron de manera directa en la CDMX, de acuerdo a este estudio, las localidades vendidas incluyó a 21 mil 500 visitantes nacionales y 9 mil 500 visitantes internacionales, principalmente de Estados Unidos y que en promedio permanecieron cinco días en el país.

Por lo que el partido y las actividades previas al mismo generaron una derrama económica de 45 millones dólares, apoyando a  2 mil 840 puestos laborales en la Capital del país, de acuerdo a un estudio de Sport Industry Group de EY.

El estudio de EY reúne evidencia de una variedad de fuentes, incluyendo encuestas post-evento de la NFL, aplicadas a los aficionados que asistieron al juego, y datos más amplios sobre la economía de México.

La retroalimentación de los visitantes a México fue abrumadoramente positiva, ya que 72% de los visitantes internacionales declaró que ahora tenían más probabilidades de regresar al país y 90% afirmó que recomendaría una visita a familiares y amigos.

“La investigación de EY demuestra el valor de la Ciudad de México para albergar el juego de la NFL entre los Oakland Raiders y los Houston Texans en noviembre del año pasado. Aprovechando el interés y la emoción que genera la Liga, la Capital del país ganó un impulso significativo en su economía, con alrededor de 31 mil visitantes con ingresos adicionales para las empresas locales, el apoyo a miles de empleos y generación de ingresos fiscales significativos para el Gobierno federal”, afirmó Mark Gregory, economista en jefe de EY UK & I.

“Los aficionados que viajaron a la Ciudad también aprovecharon la oportunidad para ampliar su estancia más allá de la noche del juego, visitando una serie de atracciones en la Ciudad de México y otras partes del país. Esto dejó una imagen positiva, que permite a los anfitriones mostrar lo que tiene para ofrecer y alentar a futuro el crecimiento turístico, vital para la economía de México”, agregó.

La transmisión en vivo del partido en Estados Unidos por ESPN y ESPN Deportes llegó a 33 millones de personas con un promedio de audiencia de 12 millones. Además, desde el anuncio del juego en febrero y hasta el día del encuentro, hubo casi 20 mil menciones del partido en medios tradicionales, digitales y redes sociales en Estados Unidos con un valor estimado en actividades de Relaciones Públicas de casi 250 millones de dólares, de acuerdo a las empresas Repucom y Prime Research.

La participación de los aficionados previo al partido también fue muy relevante: 205 mil personas asistieron al “NFL Fan Fest”, en el Bosque de Chapultepec, y más de 55 mil en otras actividades en la Ciudad de México, durante la semana del partido.

Por lo que la NFL regresará a la Ciudad de México en 2017, cuando los Oakland Raiders reciban como locales a los New England Patriots ganadores del Super Bowl y esto será nuevamente en el Estadio Azteca. La fecha y hora del partido se determinarán en conjunto con el lanzamiento del calendario de la temporada de la NFL.

Lee más Deportes