Informador Independiente/Ana L. Vilches S.- La primera vez que vine a Canadá, en 2013, una de las primeras cosas que no entendí fue llegar a una gasolinería y no ver a nadie para atenderte.

No era mi coche obviamente, mi amiga (la conductora, mexicana residente canadiense desde varios años antes) se bajó tranquilamente con su gran abrigo pachón, preparada para la temperatura gélida de Canadá y me dijo “espérame tantito, voy a pagar”… y yo me quedé con cara de “?”… luego entendí que en la gasolinería hay dos opciones: A) puedes pagar con tu tarjeta directamente en la bomba o B) puedes entrar a la tiendita (tipo Oxxo), pagas tu gasolina, el encargado ‘habilita’ que puedas cargar los litros que pagaste, sales, los cargas y tan-tan.

Sin propinas, sin saludos amables, sin que te chequen niveles, sin que te limpien el parabrisas, sin que te ofrezcan el aditivo… sin calidez, vaya. Yo, muy acostumbrada a que me traten bonito como consumidor (como solo en México sabemos hacerlo) me puse a pensar que los canadienses no entienden nada de servicio al cliente y que debería haber empleados que te sirvieran la gasolina (todo eso lo pensaba mientras echaba chisme con mi amiga, sí que somos multitask)… Un par de años después,  cuando me uní a la vida laboral de este país (Canadá) entendí que para nada convendría a las gasolineras tener empleados en sus estaciones, porque tendrían que pagarles el salario mínimo, 10.75 CAD (165.85 MXN) por hora… o sea que en una jornada de 8 horas,  ganarían 86 CAD (1,326.34 MXN)  y el litro de gasolina cuesta (dependiendo la gasolinería donde se cargue) entre 1 CAD (15.42 MXN) y 1.35 CAD  (20.82 MXN), o sea que pagarle una jornada a un empleado se llevaría lo equivalente a poco más o menos 2 tanques llenos de un vehículo sedan regular de 40 litros de capacidad … vaya, les saldría más caro el caldo que las albóndigas.

Bajo la luz de lo que pasa ahora en México hagamos esta reflexión: en Canadá un trabajador que gana el salario mínimo, necesita media jornada para llenar el tanque de gasolina de su auto. Media jornada. 4 horas.

En México, un trabajador que gane el mínimo (80.04 MXN, de acuerdo a la Resolución del H. Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos que fija los salarios mínimos general y profesionales vigentes a partir del 1o. de enero de 2017, publicada en el DOF el 19 de diciembre de 2016), tendría que trabajar 8.14 jornadas para llenar un tanque de 40 litros (tomando el precio promedio de gasolina Magna en 16.30 MXN por litro). 8.14 jornadas son más de 65 horas. O sea, si Pitágoras no se iba de pinta, 10 veces más que un trabajador canadiense.

Cuando llego a este punto ya no sé qué más decir. No sé si llorar porque vivo en un país con una exótica concepción del servicio al cliente o porque mí amado México tiene precios de primer mundo y salarios de tercero… o nomás alegrarme porque no tengo carro.

¿Qué se hace ante esos escenarios, damas y caballeros? ¿Seguimos con la dieta de agua y ajo? ¿Salimos a las calles y protestamos? ¿No salimos y hacemos paro de labores? ¿Seguimos trabajando (y pagando) porque esta es nuestra cruz (como los maridos de antes)?  Se aceptan sugerencias.

Lee más Columna