Informador Independiente/Florian Martínez.- La globalización, ha puesto en evidencia que la economía funciona con la lógica de los modelos de crecimiento endógeno y con una nueva geografía global, el cuál se basa en la concentración acumulativa en las regiones con mayores ventajas competitivas (áreas metropolitanas) y en las que se disponen de recursos exportables.

En México se presentaron  importantes cambios de orientación en el sector económico que impactaría considerablemente al sector de los transportes como consecuencia de periódicas crisis determinadas por causas externas internacionales y por procesos internos tanto económicos como políticos.

Durante la administración presidencial de Miguel de la Madrid Hurtado, (1982-1988)  con la caída de los precios del petróleo y el fuerte endeudamiento que lo antecedió, la característica principal de los cambios políticos y económicos fue el adelgazamiento del aparato gubernamental, la desregulación de las actividades económicas, una mayor participación de la iniciativa privada en campos antes exclusivos del estado, así como una mayor presencia del capital foráneo, por lo que se buscó estimular e incentivar a las exportaciones con el objeto de contrarrestar la enorme deuda externa.

Tales cambios de orientación económica se consolidaron durante los sexenios de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), caracterizándose por tener modelos económicos primario exportador y de sustitución de importaciones que sólo contribuyeron a acentuar los desequilibrios regionales del país, tal es el caso del proceso de concentración demográfico, económico y político que presenta en la actualidad la vida urbana de la Ciudad de México.

No obstante las innovaciones tecnológicas en transportes y telecomunicaciones, se hicieron presente como una necesidad generada por los marcados escenarios de apertura en el comercio internacional y con ello el desarrollo de grandes corredores de transporte con la desregulación y la privatización de las operaciones y de las infraestructuras de transporte.

Por ello, el análisis de los transportes y de sus políticas es un tema que focaliza los impactos en las diferentes esferas de la movilidad en las ciudades donde los actores de carácter urbano, económico, político y social, por una parte y por otra  los mercados supranacionales; y la desregulación, privatización e inversiones en la infraestructura y la ampliación de sus redes, están establecidas a través de un sistema de transporte multimodal complejo, que integra a las distintas formas para movilizar carga: carretera, ferroviaria, marítima y aérea.

Bajo ese proceso de descentralización económica las estructuras territoriales en México registraron cambios sustanciales que se inscriben en una fase de organización espacial dentro del territorio, lo cuál genera un proceso dialéctico de concentración/dispersión, en las infraestructuras y servicios de transporte que han desempeñado un importante papel, en donde la región como concepto constituye una unidad geográfica y económica adecuada para el análisis de la problemática del transporte en la parte central del país… continuará

Lee más Nacionales