Informador Independiente/Martha  J. Dueñas.- Nada justifica la sangre de un ser humano, es lamentable lo que se vive en todo el territorio Mexicano, diariamente asesinan jóvenes, niños, mujeres, estudiantes, maestros y políticos. Hoy parece que vivir en México, es sinónimo de muerte.

En todos los estados de la República, el crimen, los homicidios y la inseguridad es el pan de cada día. Antes se pensaba que vivir en la capital del país era seguro, pero en las últimas semanas, la Ciudad de México sufre la peor racha de homicidios y violencia de los últimos años.

A nivel nacional los asesinatos, robos, secuestros, amenazas, el narco, homicidios y extorsiones han ido en aumento y más en el Distrito Federal, situándolo al nivel de zonas de máximo riesgo como Tamaulipas, Sinaloa, Ciudad Juárez o Michoacán.

Nada justifica el asesinato del militante de Morena, Armando Morales Jarquin, quien fue atacado a balazos, el pasado viernes, en el módulo de atención ciudadano, en la delegación Gustavo A. Madero; nada justifica el “motivo” un robo de celular; nada justifica que un joven –sicario- de unos 20 años aproximadamente le quitara la vida a otro, producto de la política y la desintegración familiar, pobreza, falta de oportunidades y corrupción desmedida en todos los niveles de gobierno.

Nada justifica que las autoridades capitalinas no garanticen la seguridad y bienestar de todos los ciudadanos; nada justifica la ambición política; nada justifica la sangre de otro ser humano regada por nada.

Hoy la familia, amigos, compañeros y militantes del PRD y de Morena piden una pronta respuesta a las autoridades capitalinas para dar con los responsables políticos.

Hoy los habitantes de la Ciudad de México, tienen miedo de salir a la calle, tienen miedo a expresar sus ideas, tienen miedo de tener una ideología diferente a la que gobierna; pero también, hoy la respuesta de los ciudadanos es dejar al miedo atrás y exigir a las autoridades capitalinas y federales la seguridad, solidaridad, oportunidades laborales y sociales y el esclarecimiento de las miles de muertes que se han dado a lo largo del sexenio el cual apenas cruza la mitad de su tiempo.

Por eso también hoy, antes de iniciar la sesión de la Diputación Permanente, la diputada Beatriz Olivares Pinal, integrante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pidió un minuto de silencio para honrar la memoria de Armando Morales Jarquín, militante del Partido Morena, asesinado el viernes 29 de julio en la delegación Gustavo A. Madero.

Por eso también hoy, el diputado David Cervantes Peredo, del Partido Morena, reconoció la trayectoria del militante partidista, e hizo un llamado a fin de que se efectúe una investigación pronta y expedita para el esclarecimiento de este asesinato de Armando Morales Jarquín, de 49 años, quien fue asesinado en el módulo de atención ciudadana, en la Colonia Martín Carrera.

Por eso también hoy, nada justifica que según el jefe de gobierno diga que “en la ciudad no pasa nada”, ojalá recuerde estos asesinatos y la corrupción que impera en todos los niveles de su gobierno, para que cuando quiera postularse a la presidencia, la ciudadanía HOY y con JUSTIFICACIÓN le dé la espalda a él y a su partido.

Lee más Columna