Raiders gana en el estadio azteca, prácticamente de local en un juego entretenido de principio a fin.