Informador Independiente.- La selección mexicana hace el ridículo y pierde 7 a 0 contra la selección de Chile en la Copa América del Centenario y se regresa como perro con la cola entre las patas, un selección chilena a la que por cierto le ganó antes de comenzar a jugar esta copa.

En un partido en donde la selección mexicana ni siquiera pudo hilar jugadas, las acciones se abrieron al minuto 15 cuando el portero Ochoa luego de un disparó rechaza al centro de área y Puch remató con fuerza para abrir el marcador.

La selección mexicana sin ganas y como si le hubieran puesto el freno de mano, intento ir al frente, desganados y sin idea de juego le fue prácticamente imposible llegar a la portería de su similar de Chile.

No sé vio un Chicharito, por momentos pareció que ni estaba en la cancha, Jesús “tecatito” Corona tampoco hizo diferencia, la defensa del México, fue de lo peor en este partido, poco podía hacer el portero ya que los defensas ni la pierna metían para tapar al contrario.

Así se fue casi todo el primer tiempo, pero antes de irse al descanso al minuto 44 el chileno Vargas, burla al último hombre para disparar a la portería mexicana en un mano a mano con el portero y vuelve a anotar el segundo gol.

Se fueron al descanso y para el segundo tiempo México salió a lo que sería uno de los momentos más negros en la historia del futbol nacional.

Reinició el partido y la selección mexicana no se veía con ganas, se veían los jugadores con desconcentración, sin ganas como si se le hubiera dicho en el descanso, ya ni le echen ganas que igual van a perder, y tres minutos después los mexicanos intentaban sacar un balón desde el fondo de su campo, mientras tenían la presión de los chilenos.

Luego de que visiblemente no había idea entre los seleccionados mexicanos, Chile robo el balón a unos metros de la portería, ante la imposibilidad de despejar de los nacionales y justo al minuto 48 vuelve a marcar la selección chilena.

Lo que sucedió después creó que jamás lo había visto, la selección de México se vino abajo, no sólo en ánimo sino en todo, si al inicio del encuentro no se veía idea, en este momento ya no se veía nada.

Y al minuto 52 Vargas pone el marcador 4 a 0, para el minuto 57 el mismo jugador pone el cinco a cero, al 74 los chilenos colgaron el sexto y para el 86, ya en el piso el equipo mexicano, le meten el séptimo gol, para dejar el marcador con una goleada de 7 a 0 final.

Sin duda el peor marcador de una selección mexicana, una selección sin ganas, sin suerte, sin idea y una larga lista de “sin” que hoy fue lo único que demostró este equipo, una verdadera vergüenza nacional, pero como siempre pasa en estas dramáticas derrotas los culpables serán otros y no quienes manejan a placer el futbol mexicano.

Las televisoras que se pelean los derechos de transmisión y que deciden que partidos pasar y que partidos no, los dueños de los equipos a quienes les encanta traer extranjeros para ocupar los mejores puestos de los equipos y no dan oportunidad a jugadores jóvenes nacionales, a los técnicos que cuando les piden jugadores para que entrenen juntos siempre se dice que no, en fin.

Pero la verdadera culpa es de cada uno de los que vemos el futbol, ya que cuando dejemos de verlos y no sea un negocio, seguro jugarán mejor y como antes decían “jugarían por amor a la camiseta”

Te dejamos la alineación de México que seguro pasara a la historia:

Ochoa, Araujo, Moreno, Layún, Aguilar, Dueñas, Guardado, Herrera, Lozano, ‘Tecatito’ Corona y Javier ‘Chicharito’ Hernández.

Lee más Deportes