Informador Independiente/J. Daniel Figueroa D.- Lo que parecía muy lejano ya está tomando forma y de acuerdo a las últimas encuestas de intención de voto en los Estados Unidos, Donald Trump tiene grandes posibilidades de ganar la presidencia del vecino país.

Según el New York Times la ventaja que tenía Hillary Clinton poco a poco se ha esfumado, al tal grado de tener una muy cerrada contienda, algunas encuestas incluso ponen a Donald Trump a la cabeza en la carrera rumbo a la presidencia, incluso personajes como  Michael Moore, asegura que muy a su pesar, después de noviembre se estarán refiriendo a Donald Trump como “presidente Trump”.

No todo está dicho respecto a la carrera presidencial y menos cuando son tantos los involucrados en calcular posibilidades de quien llegue a la casa blanca, tal es el caso de FiveThirtyEight ellos calculan la probabilidad de victoria de ambos candidatos, todo esto según basándose en encuestas a nivel estatal.

Sin embargo, su muestra aventaja 1.2 por ciento a Doland Trump, que si hoy fueran las elecciones esa ventaja sería crucial, pero hace un mes la historia hubiera sido diferente ya que esta misma encuesta ponía 6 puntos arriba a Clinton.

Es así como diferentes cosas han estado poniendo la balanza hacía los diferentes lados, como la Convención Nacional Republicana, la que según algunos había sido un caos en la que además, muy al estilo de la actual política mexicana, se vio un partido profundamente dividido, convención en la que Trump salió a la cabeza.

Y qué decir de la Convención Nacional Demócrata la cual se dio luego de que el portal de WikiLeaks filtrara 20 mil correos electrónicos los que llevaron a la renuncia de quien encabezaba el Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, ya que según esos correos Wasserman intentó dañar a Bernie Sanders durante los meses de las primarias, explotando sus creencias religiosas.

Por lo que Clinton condenó el contenido de los correos filtrados: “Es muy penoso que alguien contemple usar la religión de otro como tema en una campaña, es completamente inaceptable y va en contra de los valores de los votantes demócratas”. Aseguró la candidata.

Todavía esta carrera rumbo a la presidencia de los Estados Unidos no está definida, aunque se ve como una de las más cerradas en la historia de ese país.

A México sólo le resta esperar y, como dijo Enrique Peña Nieto, sólo observaremos los comicios que están por venir, lo que sí es que urge que sus asesores políticos o quienes llevan las verdaderas riendas de la nación, comiencen a tener un plan en el cual contemplen la llegada de Donald Trump, el que podría ser un verdadero dolor de cabeza para todos.

Lee más Internacionales