Informador Independiente.- El mensaje del Papa Francisco hacia los obispos fue prácticamente una sacudida a los mismos, les dijo que no busquen sus causas, ni negociaciones debajo de la mesa, no son príncipes sino pastores.

Que salgan a la calle a ver a los feligreses dijo el papa Francisco, se acerquen a ellos y sirvan a las cosas de Dios, sin duda palabras fuertes y quizá tenga que ver también por los escándalos en los que se ha visto inmiscuida la iglesia con la polémica anulación matrimonial de la actual esposa de Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera y que se dieran a conocer luego de una investigación del equipo de Carmen Aristegui.

Este mensaje de Francisco fue directo y lleno de fe para renovar y hacer renovar la fe también de los obispos, quienes son primero que nada hombres que igualmente caminan por este país, lleno de desigualdad social y de falta de fe.

Les dijo que si había algo que decir, fuera de frente “como hombres y después hagan oración juntos y si es necesario discúlpense”.

El papa Jorge Mario Bergoglio, mejor conocido como Francisco añadió que “no dejen solos a los sacerdotes, pongan atención a lo que hacen o ¿Hay alguno que ya salió a encontrarse con Judas?” Su discurso casi llevó el sello coloquial mexicano que dice “si te queda el saco póntelo”.

Muchas son las cosas que se dicen en torno a este discurso que sin duda, deja ver que el sumo pontífice, está al tanto de lo que los obispos mexicanos hacen con o por los feligreses y que algunos se han visto seducidos por las cuestiones monetarias y el glamour con el que ahora se maneja la política mexicana.

Sin duda queda mucho por reflexionar dejo el Papa Francisco con esta gran perorata y ojalá llegue a quienes tiene que llegar y nos sólo la visita papal sea la oportunidad de sacarse la foto o selfie para presumirla con los demás.

Más Internacionales