Informador Independiente/Martha J. Dueñas.- Ante los recurrentes hechos delictivos por menores de edad  en la Ciudad de México, especialmente en la delegación Cuauhtémoc, donde en el 60 por ciento de los casos se ven involucrados los menores, el jefe delegacional, Ricardo Monreal Ávila llamó al Congreso de la Unión a revisar el sistema penal acusatorio por medio del cual los delitos cometidos por este sector de la población quedan impunes.

“Hago un llamado al Poder Legislativo Federal para que revise la situación de los menores de edad porque cada vez es más frecuente que están participando en delitos jóvenes de 12, 13, y 14 años, a los que no se les puede vincular a proceso”; dijo el jefe delegacional.

Durante la reunión semanal del Gabinete de Seguridad Pública, Monreal Ávila señaló que: el sistema acusatorio penal que se ha puesto en marcha desde hace varias semanas, adolece y tiene fallas, porque al estar vinculados a proceso, los presuntos delincuentes gozan de libertad y no dejan de delinquir, con el pretexto de que la impunidad los protegerá y si le añaden que varios son menores de edad, la impunidad es mayor.

Otro tema de alarma, dijo, es que el 90 por ciento de las personas que habitaban los campamentos de población callejera, son delincuentes. Mencionó que esta semana desmantelaron cuatro puntos, en las colonias, Centro, Obrera, Roma, y Guerrero.

Monreal Ávila comentó que con la finalidad de dar respuesta eficaz y oportuna a los llamados de alerta, hoy se tiene una mejor comunicación con los directores territoriales, jefes de sector y comités vecinales, a través de las redes sociales y la utilización del whatsapp.

El jefe delegacional, hizo un llamado también a la ciudadanía para que acuda al ministerio público, pues hubo detenciones en la colonia Centro, donde no hubo denuncia por parte de los vecinos, y conminó a éstos a interponerla y ratificarla, para que los delincuentes puedan ser sometidos a proceso.

Por último, recordó que en días pasados la Procuraduría General de Justicia rescato a varias personas víctimas de la trata, en un hotel de la calle de Guatemala.

despacho de abogados

Este fenómeno de los menores de edad delinquiendo, no es único de dicha demarcación, un ejemplo especifico se da en la revente de los estadios, tal es el caso del Estadio Azteca, en donde se puede ver a los revendedores acompañados de niños o niñas y son ellos quienes llevan los boletos, de tal forma que si son detenidos, no sean personas imputables de delito.

Todo esto frente a los operativos de policía montados en los mismos estadios, pero como la corrupción es de todos, los mismos revendedores dicen que deben dar una cuota a los jefes de policía para seguir realizando dicha práctica.

Así que a legislar y ver por los intereses del pueblo y no los propios que están manchados de corrupción e ineficiencia.

Lee más Nacionales