Informador Independiente.- La corrupción en los centros penitenciarios de la capital, permite que los reclusos más peligrosos sigan delinquiendo aún al interior de los mismos, aseguró el coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la ALDF, Armando López Campa.

Comentó que es se sabe gracias a las investigaciones sobre el lamentable secuestro y homicidio de una ciudadana española en días pasados y el que se cree se operó desde el interior de algún reclusorio.

Lo anterior durante la comparecencia de la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado Castro, además López campa llamó a acelerar los traslados de las cárceles de la Ciudad de México de todos los sentenciados y procesados por delitos del fuero y de alta peligrosidad a Centros de Prevención y Readaptación Social federales.

Comentó que a pesar de la corrupción en los Centros de Readaptación Social de la Ciudad de México no son cárceles de alta seguridad que permitan garantizar plenamente la integridad física, psíquica y moral de los reclusos, visitantes y custodios.

Además señaló que existe una sobrepoblación en los centros penitenciaros de la Ciudad de México y es por eso que se tienen que mezclar reclusos del orden federal y local independientemente del estatus jurídico que tengan.

La corrupción en estos centros es extrema incluso Armando recordó que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CNDHDF) ya envió una recomendación por 40 casos de personas privadas de la libertad que fallecieron de manera violenta en Centros de Reclusión de la Ciudad de México, esto se da ya que como todos están dentro de la corrupción, cuando así se los solicitan no realizan una adecuada custodia y seguridad.

“Movimiento Ciudadano acompaña la política asumida por la Secretaría de Gobierno de garantizar el disfrute de las libertades, sin afectar derechos de terceros. Y comparte que asegurar el ejercicio de estos derechos y libertades implica transmitir desde todas las áreas tales valores y llevar a la práctica este compromiso ético, que da una nueva perspectiva al servicio público.

La apertura y el diálogo han permitido una distensión de los conflictos con una interlocución eficaz que hoy por hoy redunda en una ciudadanía, sin más exigente, pero también, dispuesta a transigir posiciones otrora irreductible”, declaró Armando Campa.

Lee más Nacionales