Informador Independiente.- Demandan la inmediata intervención de las autoridades capitalinas para detener el ecocidio que está provocando la tala ilegal del bosque de Milpa Alta y que por el contrario se  realicen reforestación masiva para recuperar las áreas devastadas.

Lo anterior se dio a conocer en conferencia de prensa por los diputados de Morena, María Eugenia Lozano, Juana María Juárez, Olivia Gómez, Paulo César Martínez, Darío Carrasco, Luciano Tlacomulco y Juan Briones, quienes acompañados de pobladores de San Pablo Oztotepec, exigen al titular de la Secretaría del Medio Ambiente clausurar los 10 aserraderos clandestinos que operan en esa demarcación, además de castigar a quienes promovieron y permitieron la tala ilegal del bosque el cual tiene un gran valor ambiental para la Ciudad de México.

Los pobladores que junto con los legisladores demandan este hecho, revelaron que los aserraderos están vendiendo la madera que bajan del bosque, a pesar de que está prohibido por un decreto de 1947. Por tanto exigen a las autoridades de Medio Ambiente combatir a los taladores clandestinos que están acabando con los montes de Milpa Alta, aplicando acciones contundentes que protejan su bosque.

Además acusaron al Jefe Delegacional de ser «cómplice político» de los delincuentes que talan indiscriminadamente este importante pulmón de la ciudad y lo llamaron a que, en coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente, Profepa y la Secretaría de Seguridad Pública pongan cartas en el asunto y atiendan lo que demandan, para poner un alto inmediato a este ilícito que no sólo daña a los milpaltenses, sino a todos capitalinos.

Diputados y comuneros dentro de lo que demandan, también denunciaron que todos los días camiones repletos de troncos recién cortados bajan del bosque a los más de 10 aserraderos clandestinos instalados en la delegación, ante la indiferencia de algunas autoridades y/o en contubernio con otras.

Es la falta de vigilancia de las autoridades responsables lo que hace propicio el que se practique la tala ilegal de cientos de árboles, por eso también demandan se incrementen los recorridos de vigilancia por la zona.

Según versión de la legisladora por Xochimilco, Juana María Juárez, éste es un añejo problema del sur de la ciudad que inexplicablemente no ha sido combatido por las administraciones anteriores ni las autoridades correspondientes.

Y comentaron que la demanda no es para que sólo se remueva de su puesto a algún funcionario, sino de que se determinen las responsabilidades penales correspondientes y que las instituciones hagan su trabajo.

El pueblo de San Pablo Oztotepec cuenta con casi 24 mil metros cuadrados de áreas verdes; es parte de la Sierra Chichinautzin, uno de los grandes pulmones de nuestra ciudad, que alberga especies arbóreas como el oyamel y el pino o fauna en peligro de extinción como la codorniz moctezuma y el gorrión serrano.

Lee más Nacionales