Informador Independiente.- La mañana de este viernes, choferes y socios de la aplicación UBER, se manifestaron afuera de sus instalaciones, ubicadas en Río Volga, entre Río Nilo y Río Guadalquivir.

Lo que exigían y exigen a UBER, es que bajen las nuevas tarifas que cobra la aplicación, ya que aseguran que con estas nuevas tarifas, se baja el costo al usuario pero al mismo tiempo, la empresa elevó la recaudación que se hace por cada vehículo.

Estas nuevas tarifas, aseguran choferes y socios, no permite generar una ganancia para quienes se encargaran de manejar por 12 horas el vehículo, por lo que piden sean tarifas justas para todos.

Ya que como pocos saben, la aplicación se queda con el 20 por ciento de lo que recauda cada chofer, el restante se le deposita al dueño del vehículo,  de ese depósito que se le hace al dueño, UBER le dice al mismo que le descuente, gasolina y la renta del teléfono, lo que queda, se debe dividir de la siguiente forma, según la aplicación, el sesenta por ciento para el dueño y el 40 por ciento para el chofer.

Así que si ganas 1000 pesos te estarán dando 800 y si le quitas 300 de gasolina, una renta de un celular con por lo menos 2 gigas de Internet que salga en 50 pesos a las semana, quedan 450 pesos, a eso le quitas el 60 por ciento para el dueño, te quedan 180 pesos.

Por tal motivo este grupo se inconformó contra los responsables de la aplicación en nuestro país, ya que subieron la tarifa que ellos se quedan al 25 por ciento.

El grupo que decidió inconformarse de UBER se reunió en el monumento Estela de Luz, de ahí se dirigieron hacia el Ángel de la Independencia, para posteriormente llegar y manifestarse en las oficinas de la empresa.

Después de un rato y al no ser atendidos por nadie de UBER, los socios y choferes regresaron al monumento de la Estela de Luz, en donde permanecieron exigiendo una reunión con el director de la empresa para tratar de llegar a un acuerdo.

Lee más Nacionales