Informador Independiente/Martha J. Dueñas.- En México cada año se registran 11 mil nacimientos de mujeres adolescentes menores de 15 años de edad, por ello, el Secretario de Salud, el doctor José Narro Robles informó que se trabajará en coordinación con otras instituciones del Gobierno Federal en la elaboración de un programa integral para prevenir el embarazo en adolescentes.

Durante su participación en el Foro Conmemorativo del XXV Aniversario de la Conferencia Iberoamericana, en la mesa “La Mujer en Iberoamérica: Avances en 25 años”, organizado por el Colegio de México, Narro comentó que se han desarrollado reuniones con las instancias que conforman el Consejo Nacional de Población, a fin de reducir los índices de embarazo en adolescentes menores de 19 años.

Para lograrlo, dijo, se tiene que avanzar en materia de educación y prestación de servicios para adolescentes, basados en información sobre salud reproductiva y garantía de métodos anticonceptivos.

Narro Robles aseveró que cada día ocurren 30 nacimientos de mujeres adolescentes menores de 15 años de edad y uno de cada cinco es de jóvenes de 15 a 19 años de edad.

En México, indicó el doctor, entre 1990 y 2015 se dio una ganancia de más de tres años y medio en la esperanza de vida al nacimiento; se registró una disminución de la tasa global de fecundidad, dado que el número de hijos por mujer decreció de 3.4 hijos a 2.2, y un incremento en el uso de anticonceptivos, al pasar de 63 al 72 por ciento de utilización.

En materia de educación, resaltó, los mayores logros se han dado en los últimos cinco lustros, ya que por ejemplo, en el área de ciencias de la salud, hay más mujeres que hombres. Pero agregó que hay otras áreas donde aún es precaria su participación, como es el caso de las ingenierías.

Por su parte, la Psicóloga Social Máster Coach Ontológica y Consteladora Familiar, Ana Lidia Ochoa Gasso consideró que es necesario incluir dentro de las escuelas, el trabajo personal con un enfoque sistémico.

Detalló que la mirada sistémica permite tomar nuestro buen lugar en el sistema familiar y  sanar nuestras relaciones así como mejorar nuestra forma de vincularnos  dentro de la familia,  escuela, maestros, padres de familia y el país. Mencionó que es importante incluir a las personas que han sido olvidas, excluidas y honrar a nuestros padres y nuestra propia vida.

Ochoa Gasso comentó que desde la mirada sistémica los embarazos en adolescentes  se deben a las lealtades invisibles al sistema familiar, es decir con los padres, abuelos o tíos; quienes también se embarazaron jóvenes. También  dijo que es para mantener en la vida algún miembro del sistema o bien es la manera de los hijos de salirse de la casa

Lee más Nacionales