Se incrementa el embarazo adolecente, pero las autoridades también tienen la culpa por permitir el aborto.