Informador Independiente.- En Guerrero, el puerto de Acapulco y siete municipios más de la Costa Grande que tienen litoral costero incluido el puerto de Zihuatanejo continúan en alerta por el fenómeno conocido como de «mar de fondo» que ha estado presente por lo menos en los últimos cuatro días y que sigue afectando la región.

Con este mar de fondo se esperaba oleaje de dos metros de altura en zonas como pie de la cuesta y se han registrado olas de hasta 2.7 metros y corrientes encontradas, por lo que las autoridades de protección civil mantienen a su personal en alerta, en algunas zonas de playa se prohíbe a los turistas nadar en el mar, también se ha cerrado el puerto a la navegación de pequeñas embarcaciones y a la pesca ribereña.

En Acapulco los prestadores de servicios turísticos han sido instruidos por autoridades de protección civil municipal, a no arriesgar a los turistas al realizar actividades acuáticas, mantener pequeñas embarcaciones amarradas así como no dejar motos acuáticas ni ningún tipo de embarcación en el área del rompimiento de las olas, por este fenómeno de mar de fondo.

Sin embargo, y a pesar del mar de fondo, el turismo sigue visitando el puerto y disfrutando del buen clima y el calor que caracteriza este destino de playa.

Lee más Nacionales