Informador Independiente.- “Hoy el peatón es la prioridad y de ahí se basa la política de Visión Cero”, aseguró la subsecretaria de Planeación de la SEMOVI de la Ciudad de México, Laura Ballesteros Mancilla comentó que el objetivo es reducir en un 50 por ciento las muertes y al máximo posible las lesiones y discapacidades por accidentes de tránsito.

Detalló que 800 mil personas que viven con alguna discapacidad permanente, fue causada por algún accidente de tránsito, además son la primera causa de muerte para la población de los 5 a los 30 años de edad.

La subsecretaria comentó que es prioridad este tema, toda vez que el 34 por ciento de las muertes se debe a un exceso de velocidad; el 21 por ciento son causados por el alcoholismo; el 13 por ciento es por no respetar las señales de tránsito. Aseguró que 70 por ciento de las muertes ocurren en lugares donde no se tiene infraestructura para el peatón, ocasionando el fallecimiento de los mismos.

Durante la mesa de trabajo con los diputados integrantes de la Comisión de Gobierno, Ballesteros Mancilla puntualizó que es prioridad porque el compromiso es construir una ciudad humana, dar  prioridad al peatón y estar a la altura de las mejores del mundo, garantizando los viajes de puerta a puerta.

La funcionaria comentó que la velocidad constituye el elemento de prioridad, elemento central del problema de la inseguridad vial, ya que incrementa notablemente el riesgo de sufrir una colisión de tránsito y la severidad de las lesiones resultantes.

Lo anterior luego de que se diera a conocer que se están revisando los límites de velocidad en la ciudad, lo que por cierto, si evitan algunas incidencias de tránsito pero incrementa los niveles de contaminación, lo cual también mata a ciudadanos.

La respuesta la tienen todos los capitalinos de muchas formas, se deben respetar las señales de tránsito, se debe ser tolerante con el peatón, pero para el peatón también debe de ser prioridad respetar esas señales de tránsito.

La forma de actuar de los gobiernos perredistas, siempre ha sido querer ser el papá que dicta, regaña, golpea, cobra y demás a cualquiera que se oponga a sus ideas, las que casi siempre están mal asesoradas.

Veremos entonces con que se la saca Mancera para no dar marcha atrás a su reglamento de tránsito que sólo beneficia a su bolsillo y a su futura postulación a la presidencia.

Lee más Nacionales