Informador Independiente.- Debido a la desproporción en la “Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado” que actualmente se tiene en el sector salud público y privado se presentó la iniciativa, con proyecto de decreto, por la cual se reforma la Ley de Salud del Distrito Federal, a fin de establecer la obligatoriedad para las instancias de salud públicas y privadas, de aplicar la “Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado”, con la detección de 54 patologías o enfermedades, cuyo resultado deberá entregarse en un término de 5 días.

Lo anterior debido a que en varias clínicas privadas es posible la detección de hasta 100 enfermedades, mientras que las pruebas realizadas en el ISSSTE y el IMSS sólo detectan 5 enfermedades; la Secretaría de Marina (SEMAR) 67 y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) 78, por lo que es alarmante el servicio que los derechohabientes tienen.

Esto lo dio a conocer la diputada Elena Edith Segura Trejo, quien explicó que la “Prueba del Tamiz Neonatal” es un estudio clínico que permite detectar, preventivamente, enfermedades metabólicas o congénitas en los recién nacidos y que consiste en el análisis de unas gotas de sangre extraídas del talón del bebe, colectadas en un papel filtro especial: la llamada “Tarjeta de Guthrie”.

Mientras que en la Ciudad de México la Secretaría de Salud cuenta con 24 hospitales (de los 32 existentes) que realizan la “Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado”, donde se atienden eventos obstétricos de los recién nacidos y en esta red de hospitales, se detectan 54 patologías o enfermedades, a un promedio diario de 401 bebés que nacen en la capital del país.

Mientras que en las clínicas privadas, se realiza la “Prueba del Tamiz Neonatal o Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado”, y se ofrece la detección de 5 hasta 60 enfermedades, dependiendo del lugar donde ocurrió el alumbramiento. En algunas clínicas ni siquiera se aplica dicho prueba y tampoco se brinda la asesoría de transferir al recién nacido hacia alguna institución oficial para su aplicación.

Es por todo esto que es evidente que la “Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado” no se ofrece, en igualdad de condiciones para los recién nacidos en la Ciudad de México, ya que los resultados de las diferentes investigaciones difieren, dependiendo del sistema de salud donde se practique el procedimiento. En caso de no aplicarlo, la simple revisión física no permitirá detectar enfermedades específicas y, por ende, evitar daños irreversibles; e inclusive, en algunos casos, la muerte, por falta de un tratamiento oportuno y adecuado.

Es importante decir que, a nivel federal y local, las leyes establecen que la atención a la salud materno-infantil tiene un carácter prioritario y comprende la aplicación del tamiz neonatal.

Pero no es obligatorio este procedimiento, por lo que su aplicación no es generalizada y menos se realiza en beneficio de la población.

Por tal motivo la diputada Elena Segura Trejo enfatizó que es de vital importancia generar los instrumentos legislativos que aseguren su aplicación para instituciones de salud públicas y privadas que prestan sus servicios en la capital del país, ya que existen evidencias claras respecto a que la “Prueba del Tamiz Neonatal Ampliado”, correctamente realizada, detecta enfermedades graves, de forma temprana y eficiente.

Lee más Nacionales