Informador Independiente/Martha J. Dueñas.- Ante el incremento desmedido de las llamadas “chelerías”, las que no son más que venta de cervezas y bebidas alcohólicas en la vía pública y las que se han expandido por casi toda la ciudad, sobre todo en las zonas de menor desarrollo o con alguna índole turística, la diputada Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte de la ALDF, Beatriz Olivares exhortó a los 16 Jefes Delegacionales para que elaboren un programa para retirar de forma definitiva los puestos ambulantes con la actividad ilegal de las “chelerías”.

El punto de acuerdo aprobado en la Diputación Permanente también exhortó a las áreas de Verificación de las 16 demarcaciones se sirvan generar un programa y las visitas de verificación correspondientes a fin de sancionar a todas aquellos establecimientos mercantiles que no cumplan con el giro respectivo.

Además, se solicitó al titular de la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad de México, gire sus instrucciones para la realización de un programa de orientación, capacitación y de estímulos a aquellas personas que de forma ilegal se dedican a la venta de cervezas en la vía pública y en establecimientos mercantiles sin ser su giro primordial, es decir a las “chelerías”.

Al Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México (INVEA) le solicitó realizar operativos con la finalidad de sancionar a todos los establecimientos mercantiles en la Ciudad de México que se dediquen a las chelerías, bebida que se vende abierta dentro del propio establecimiento y que no cuenten con el uso de suelo permitido para ello.

La diputada perredista Beatriz Olivares precisó que esta actividad comercial de las chelerías, se hace de forma indiscriminada y sin que se tenga el más mínimo respeto a la normatividad.

Afirmó que la venta de cervezas en envase abierto no es privativo del comercio en vía pública. “En este sentido, hemos visto con preocupación, múltiples establecimientos mercantiles que se dedican a esta actividad de forma exclusiva, y por más que revisamos la Ley de Establecimientos Mercantiles de esta Ciudad, no encontramos un  giro que permita llevar a cabo esta venta y menos de esta forma”.

Dijo que si bien es cierto que existe una licencia de impacto zonal que permite la venta de bebidas alcohólicas sin la necesidad de venta de alimentos, también es cierto que en esta Ciudad no se ha expedido ninguna desde  el año 2012 y la proliferación de este tipo de las chelerías es, relativamente nueva, por lo que “concluimos que una amplísima mayoría de estos establecimientos no cuentan con los permisos necesarios para llevar a cabo esta actividad”.

Sostuvo que los jóvenes corren el riesgo de desarrollar conductas perjudiciales debido al alcohol que incluyen beber en exceso, problemas en sus relaciones, accidentes viales y relaciones sexuales de alto riesgo que han sido referidas por ellos mismos.

Estas conductas, agregó,  tienen sus propias consecuencias para la salud y seguridad de los jóvenes, que incluyen daños al desarrollo cerebral, riesgo de lesiones y muerte y un mayor riesgo de participar en actos de violencia y de contraer enfermedades contagiosas.

Finalmente, reconoció que diversas autoridades tanto delegacionales como del Gobierno de la Ciudad han tratado de mitigar este flagelo, pero también reconoció que los esfuerzos aislados muchas veces no culminan con la finalidad para la cual se llevaron a cabo, en consecuencia, “necesitamos articular una política pública donde confluyan todas y cada una de las dependencia con facultades y atribuciones que permitan, en un principio disminuir y posteriormente erradicar esta práctica con la finalidad esencial de salvaguardar la integridad en todos sentidos de las personas adolescentes y jóvenes de la Ciudad de México”.

Lee más Nacionales