Informador Independiente.– Sigue la mata dando en las áreas de trabajo de la delegación Miguel Hidalgo, hace unos meses había llegado una denuncia a nuestra redacción y realizamos una investigación al respecto, dando como resultado un pésimo servicio en la clínica para animales de Legaria 373, cosa que no a cambiado en lo mínimo.
Sin embargo, y pese a lo encontrado en aquella ocasión, el supuesto medico veterinario de nombre Alejandro, responsable de estos servicios no fue removido, ni nada, según versiones de varias personas, esta persona se jacta de ser protegido por la misma Xóchitl Gálvez, quien asegura es su amiga y que puede y hace lo que quiera sin que nada, ni nadie le diga o haga algo.
Ante varias peticiones de nuevamente ir al lugar, acudimos con una mascota para requerir los servicios para nuestro animalito y, cuál fue nuestra sorpresa? Que al realizar la revisión correspondiente, nos enviaron a comprar material a una farmacia veterinaria cercana, hasta ahí pareciera una práctica «normal» lo importante es que descubrimos que la farmacia es propiedad del encargado de los servicios veterinarios de la delegación el supuesto Dr. Alejandro.
Además de acuerdo a versiones de trabajadores de la delegación los materiales que ahí se venden, son sacados de la misma delegación, es así como este Dr. Alejandro, encargado de los servicios para mascotas, surte su farmacia y además obliga a ir a comprar ahí a la mayoría de los usuarios como nosotros, de este servicio, que claro, tuvo mejores días y que, hoy sólo se vuelve en el foco rojo de la delegada Xóchitl Gálvez quien por cierto, es la carta fuerte del PAN para postularse como jefa de gobierno, cosa que seguro vera afectada si no hace algo contundente con su autonombrado «amigo» el Dr. Alejandro, ya que será la piedra en el zapato que no le permitirá avanzar en sus aspiraciones políticas.


Y si a eso le suman que también hubo una compra de instrumentos, los que por cierto fueron adquiridos a precios exorbitantes y que como siempre, el dinero sale de programas sociales que sólo buscan los reflectores para los políticos en épocas electorales, además claro está, de la gran tajada que podrán llevarse de ese dinero.
Es así como se perfilan los candidatos a algún puesto público y como sus protegidos, por lo regular roban a manos llenas y cometen atropellos a los trabajadores.
Mientras tanto, este «Dr.» Alejandro seguirá saqueando los recursos delegacionales y revendiendolos en la cara de la delegada Xóchitl Gálvez su gran amiga.

Lee más Nacionales