“No hay más tiempo, cada país tiene que aportar el esfuerzo que le corresponde. Solamente la acción colectiva nos permitirá estabilizar el incremento de temperatura por debajo de los dos grados centígrados”, indicó Rafael Pacchiano Alamán, en su participación en la reunión plenaria de ministros de medio ambiente, en la Cumbre sobre Cambio Climático (COP21)

Reiteró la postura de México de avanzar con decisión y responsabilidad para alcanzar un Acuerdo climático ambicioso para impulsar un desarrollo económico neutro en emisiones, que asegure el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

El funcionario destacó que las metas de mitigación y adaptación de México, incorporan la equidad de género y el respeto a los derechos humanos toda vez que el cambio climático en nuestro país, como en otras partes del mundo, tiene implicaciones particulares para el derecho a una alimentación adecuada, el derecho de acceso al agua, el derecho a la salud, y el derecho a una vivienda digna, entre otros.

“Estamos convencidos que los grupos vulnerables tienen derecho a conocer los riesgos asociados al cambio climático y por eso apoyamos decididamente la inclusión de medidas ambiciosas en materia de adaptación, en especial, el establecimiento de sistemas de alerta temprana que permitirán proteger a nuestra gente, nuestra infraestructura y nuestros ecosistemas”, aseguró Pacchiano.

“México está listo para demostrar que sí es posible un desarrollo de bajo carbono y estamos dispuestos a comprometernos con un acuerdo ambicioso de largo plazo. Hagamos que el Acuerdo de París sirva para asegurar el pleno desarrollo de las generaciones presentes y futuras”, afirmó el titular de SEMARNAT

Rafael Pacciano expresó a su homólogo francés el interés de México de que el Acuerdo considere que los compromisos de reducción de emisiones de gases contaminantes sean sometidos a revisión cada cinco años. Asimismo, que en materia de adaptación se incluyan los instrumentos de alerta temprana que permitan prever las consecuencias del cambio climático y tomar acciones preventivas para poder cuidar la vida de los mexicanos.

Comentó que para México el financiamiento de esta lucha debe pasar por el Fondo Verde Climático, y que los recursos no estén dispersos e inaccesibles, sino que sean transparentes y permitan saber quién contribuye, cómo opera y se rinda cuentas de lo invertido.