convocatoria del premio al mérito ecológico 2016, es momento de sacar las cosas del papel y llevarlas a la práctica