Informador Independiente.- Mañana 21 de octubre de 2015, llega visitante del pasado, así es Marty Mcflay, de acuerdo a la película volver al futuro II, lamentablemente para quienes la vimos y soñamos con ese futuro, la realidad es que todavía hay cosas que son prácticamente imposibles de ver.

Por ejemplo, las agujetas de los tenis todavía no se amarran solas, aunque según Nike, antes de que acabe el año se pondrán a la venta unos robocordones, las patinetas no vuelan, la película de tiburón no llegó a la número 19 y lo mejor, los autos no vuelan, no se les llena de basura para que se convierta en combustible y no hay carreteras aéreas.

Aunque un par de cosas si se lograron y seguro disfrutará el visitante del pasado, como es el caso de las videos conferencias, las que gracias al Internet se han logrado, se pueden contestar llamadas con gafas como las de Google glass, si hay hornos de microondas y claro que el cine es en 3D, sí existen drones, aunque todavía no pasean a los perros.

La refresquera que gozaba de mayor simpatía en aquella época, y que salió en la película, lanzará un botella igual a la de la filme la que sólo estará disponible en Estados Unidos, el costo será de 20 dólares (unos 320 pesos) la edición será limitada y sólo lanzarán 6,500 botellas.

En fin, como regularmente sucede la ficción supero la realidad, pero no cabe duda que en su momento hizo soñar a muchos con un mundo mucho más tecnológico que el actual, aunque vamos por el camino correcto, nos falta mucho para lograr tener ese futuro que Robert Zemeckis nos mostró en su filme.

Sin duda llega visitante del pasado para darse cuenta que las cosas no avanzaron como esperaba, pero que el futuro, todavía está por escribirse y filmarse.

Lee más Espectaculos