Mancera se siente traicionado, pero sobre todo sorprendido por las declaraciones en la conferencia de SEMARNAT a la cual por cierto no fue invitado, por eso realiza tantas declaraciones que pueden vislumbrar la ruptura con el gobierno federal, algo que puede ser benéfico para los capitalinos.