Informador Independiente.-Oración y fe detienen a Patricia, aseguró Enrique Peña Nieto al referirse al huracán que amenazaba con ser devastador y que gracias a la oración y fe según el titular se despareció prácticamente sin causar daño.

Ya se venía dando seguimiento a tan impactante huracán, de hecho se creía que era de los más grandes en muchos años de la historia de nuestro país, pero en tres días y antes de que tocara tierra con tan amenazante imagen.

Como llegó se fue, además se esfumó con ganancias millonarias, las que varios gobernadores incluyendo al gobierno federal ya se frotaban las manos para aprovecharse como siempre de la población en la desgracia.

Sin embargo, no contaban con que el pueblo realizaba oración y ponía su fe en la misma para lograr hacer que el daño fuera menor y así fue que como por arte de magia, lo que se veía tan amenazante, simplemente desapareció.

Enrique Peña Nieto también afirmo que fue la oración y la fe de las personas, las que lograron acabar con el huracán.

Así lo declaró el Presidente de México Enrique Peña Nieto.